¿Es amor o dependencia emocional? Claves para identificar la dependencia emocional y pistas sobre cómo superarla.

¿Es amor o dependencia emocional? Claves para identificar la dependencia emocional y pistas sobre cómo superarla.

El amor y la dependencia emocional pueden llegar a confundirse, y no es inusual: Ambos generalmente vienen con sentimientos intensos alrededor de otra persona y hay una línea muy delgada entre la sensación de estar “enamorado” y la sensación de estar “necesitado”. 

En este artículo vamos a explorar ese concepto de dependencia emocional, tratar de identificar síntomas claros y trazar una línea clara entre la dependencia emocional y el amor.

El aspecto más destacable de la dependencia emocional, es la necesidad constante de atención, aprobación y apoyo de la pareja – Justamente porque no se lo pueden dar a sí mismos.

Otra cara de la dependencia emocional consiste en la motivación a complacer y anteponer a otras personas por encima de sí mismos y su vida, dejándose influir por las opiniones de los demás para cumplir sus expectativas y deseos; sin tener en cuenta el sufrimiento y malestar que puede generar esa relación.

¿Cómo se ve la dependencia emocional?

Primero que todo, la dependencia emocional no consiste en signos puntuales, no es todo blanco o negro, se trata más bien de una larga escala de grises, como un espectro en el cual podemos resaltar algunos síntomas asociados:

  • Idealización de la otra persona: Se crea una imagen idealizada de la otra persona, creyendo que se trata de personas excepcionales y perfectas, eliminando los defectos.
  • Pánico ante el abandono o el rechazo: Esta idea puede generar mucha ansiedad y sumisión.
  • Miedo a la soledad: Acompañado de la creencia de que no puedes encontrar la felicidad o la seguridad solo, pudiendo desencadenar estados angustiosos y obsesivos.
  • Baja autoestima: Considerando su relación su fuente de autoestima, dependiendo de ésta en todo momento. Dejar a cargo de la pareja la responsabilidad para alimentar su autoestima, confianza y valía.
  • Dificultades para tomar decisiones: Las personas dependientes tienden a delegar las decisiones en la otra persona, sintiéndose prácticamente incapaces de realizar esto por sí mismas.
  • Prioridad de la pareja: Se antepone la pareja y la relación por encima de todo, incluso de sí mismo.
  • Deseo de acceso constante: La persona dependiente emocionalmente sufre ante la separación definitiva o temporal, generándole situaciones de ansiedad.
  • Sumisión hacia la pareja: Es una conducta emocional en la que los deseos y necesidades de la pareja son los importantes y satisfactorios, aunque requieran de un sacrificio propio.
  • Necesidad de agradar: Esta característica es básica en las relaciones dependientes, debido a que busca la aceptación de los demás.
  • Perdía de autonomía: Se llega a renunciar a la familia, amistades, planes, necesidades , etc… centrando la importancia en la otra persona.
  • Síndrome de abstinencia: Al no gestionar la ansiedad tras la separación se produce un síndrome de abstinencia, el cual se controla teniendo contacto con la otra persona incluso después de haber terminado la relación.
  • Sentimientos de vacío, preocupación y culpabilización: Son sentimientos principales en la dependencia emocional, ya que las personas que sufren dependencia emocional se sienten vacíos si no tienen una pareja a su lado o se encuentran en una relación, siendo la pérdida una preocupación y alerta constante. 
Síntomas asociados a la dependencia emocional

¿Cómo puede afectar la dependencia emocional?

La dificultad de una persona para satisfacer sus propias necesidades emocionales puede tener un impacto significativo en sus relaciones de pareja, si a menudo experimenta sentimientos de inseguridad o dudas sobre sí mismo, es posible que se vea en la situación de necesitar aprobación para sentirse bien consigo mismo. Esta necesidad a su vez puede provocar temores de lo que podría suceder si su pareja le deja o bien, deja de brindarle la tranquilidad que necesita.

Estos miedos al abandono pueden, a su vez, conducir a intentos de controlar su comportamiento para aferrarse a ellos, algo que puede generar mayores problemas: La pareja puede no sentirse cómoda con el exceso de control y manipulación, y esto puede precipitar aún más el final de la relación.  

La dependencia emocional afecta claramente las relaciones de pareja, pero los efectos también pueden extenderse a otras áreas de la vida.

Angustia emocional: 

La preocupación constante y por el futuro de su relación y los sentimientos de su pareja por usted puede hacer que se sienta ansioso e incómodo. Cuando no están juntos, es posible que pasen la mayor parte del tiempo preocupándose por lo que están haciendo. Esta fijación puede aumenta los niveles de estrés y de angustia de manera constante, y el estrés también tiene muchas caras, algunas pueden ser: 

  • Cambios repentinos de humor
  • Sentimientos de depresión
  • Arrebatos de ira, llanto o gritos
  • Expresiones físicas de sus sentimientos, incluida la violencia hacia personas u objetos.
  • Síntomas somáticos, como tensión muscular, dolores de cabeza o malestar estomacal

¿Cómo superarlo?

¿Identificas algún patrón de conducta que se acerque al espectro de la dependencia emocional? Ánimo. Puedes tomar medidas para abordar este patrón.

Conócete.

El primer paso es la honestidad consigo mismo, no es una tarea fácil, pero es tremendamente reveladora. Al identificar y satisfacer mejor sus propias necesidades emocionales, no sólo podrás romper patrones de dependencia emocional, sino que vas a permitirte sentirte a gusto con tus propias emociones, incluso con aquellas que no son placenteras. Será difícil al principio, pero es absolutamente posible realizar ese viaje interior. 

Las emociones que ves como negativas son tan importantes como las que ves como positivas. Son de hecho, muy útiles, te ayudan a reconocer cuando las cosas no van del todo bien. En lugar de esconderte de esas emociones negativas o que te generan malestar, o directamente delegar en alguien para que desaparezcan, conecta con tu curiosidad: pregúntate qué te están diciendo, porqué se han activado.

Terapia.

 

Hablar de la superación de la dependencia emocional, por supuesto no es algo que podamos tratar en consejos rápidos en este artículo, estas pinceladas son eso, un muy pequeño mapa para empezar un viaje interior que quizá requiera un apoyo profesional. Confiar en el proceso de cambio que queremos iniciar para transformar esta situación de dolor que se está dando en nuestra vida, y reestructurar la forma en la que estamos generando relaciones afectivas. 

Las causas de la dependencia emocional guardan relación con la infancia, La falta de un apego seguro a sus padres o cuidador principal puede provocar problemas de apego en sus relaciones adultas. en este periodo no se han desarrollado habilidades de independencia y autonomía personal, claves para un posterior desarrollo emocional. Realizar este camino solo, puede ser desafiante y tener un aliado, Cuando se trata de identificar y romper patrones, trabajar con un terapeuta de confianza puede tener algunos beneficios importantes.

En centro Neuropsy cada caso es mirado con lupa y guantes de seda y consideramos que el abordaje de la dependencia emocional debe darse desde el ámbito de la psicología, concretamente desde una perspectiva psicosocial, incidiendo en la construcción social de las emociones, la recuperación de la autonomía e independencia, las creencias sobre las relaciones y resolución de problemas. En nuestro centro, utilizamos diversas herramientas que integran enfoques varios y creamos un plan de intervención a medida para cada individuo. 

Las dependencias emocionales crecen lento y echan raíces. No van a desaparecer de la noche a la mañana, pero haciéndote cargo, ya sea tu caso, o de tu pareja, es no solo absolutamente posible superarlo, sino que el viaje hacia una vida en plenitud, merece la pena.

Este articulo ha sido elaborado con la valiosa colaboración de Noemí Casas Rentero.

centroneurosyadm
mfidalgo@optimizaclick.com